El beso

Sentados frente a frente,

Miro tus ojos, tu bello semblante,
Tu frondoso cabello
Y no paro de pensar, o es que ni siquiera puedo pensar.
Escucho tu voz con suma atención.
Oigo que ríes, que mueves tus manos.
Levantas tu tono, luego disminuyes la velocidad.
Algo serio dices, algo curioso y algo gracioso.
Entonces preguntas.

Sentados frente a frente,

Tomo tus manos,
Nos miramos a los ojos,
Nos sonreímos.
Tocamos nuestros labios con suavidad,
Mientras nuestros ojos se cierran con lentitud
Los pensamientos se detienen,
Sólo restan las emociones,
Sensaciones que recorren nuestro sistema nervioso
Que desencadenan recuerdos.

No es el primer beso,

Y ojalá no sea el último,
Pero se siente como si fuera el primero
El mismo éxtasis de la primera vez, se vuelve a sentir
O quizás con mayor intensidad,
Pues el deseo es ahora mayor.
Si me lo permites, yo sé que sí me permites.
Con mis manos recorro tu cuerpo
Sentir tus mejillas, y descender mis labios por tu cuello y más abajo

Ahora me respondes de igual forma,

Es una conversación sin palabras,
Es una plática de sensaciones
El café que se encontraba sobre la mesa se ha derramado,
Hemos olvidado el uso de la mesa, para proponer uno nuevo
El tiempo ya no existe para nosotros.

La adrenalina convertida en pasión nos ha transformado.

Ya no somos dos, sino uno
Nuestros labios recorren el cuerpo del otro,
Nuestras manos acarician cada rincón del cuerpo del otro.
Nuestros pulsos se han sincronizado, al igual que nuestra respiración.
Envueltos en un largo abrazo, hacemos una pausa
Nos miramos y sonreímos.

Surge entonces un nuevo movimiento,

Aquel momento en que nos conectamos,
No requerimos de palabras para entender al otro
Es como una danza, en la que el cuerpo de uno guía al otro
Tomo tus piernas, las beso y me dispongo a subir mis labios
Oigo que ríes
Es un canto que no requiere de letra
Los cumplidos clásicos ya no hacen rima en este movimiento
Sólo las manos y el resto del cuerpo mantienen éste arte.

El calor aumenta y el clímax esta por llega,

Hago una pausa para rodearte, de nuevo, con mis brazos.
Nos miramos,
Recorro con mis labios, con mis manos tu cuerpo,
Ya no te veo como antes, ahora te contemplo como al arte
Te abrazo con fuerza, no quiero dejarte
Entonces se llega a la cúspide, y las emociones convergen
En un instante tu canto calla,
En un instante los pensamientos dejan de existir

Un último beso,
Un último acto,
Un último abrazo
Una última mirada antes de que el recuerdo se desvanezca.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s