Tiempo

Las horas tocan minuto a minuto, soplan con fuerza hacia las ventanas de una antigua cabaña, donde una joven mujer de nombre Adriana vive. Las horas corren minuto a minuto, van y vienen por fuego, el cual lanzan a la vieja cabaña. Durante las horas del amanecer, los rayos del sol iluminan con poca fuerza el bosque, los ciervos y ardillas despiertan, las aves comienzan con sus dulces cantos a despertar a los animales y plantas que aún se hallan viajando en el mar de sueños, no obstante, para la joven Adriana, el canto no será suficiente para despertarla, pues su cuerpo ya no se halla en el mundo de los sueños, sino que se encuentra lejos, en el mundo de los eternos vivientes. El fuego, tan intenso como fugaz, ni siquiera las horas fueron capaces de contar el tiempo que las llamas se mantuvieron encendidas. Minuto a minuto las manecillas avanzan y retroceden; los segundos, que con velocidad rebasan a los minutos hablan, parlan cientos de frases, recitan y oran, sus palabras son ininteligibles para los mortales, no obstante, para aquellos eternos vivientes, las palabra son poemas y cantos en su honor.

“Mientras el amor, en la lejanía, siendo observado en los lechos del descanso, las acciones son perpetuadas”

Cierto día, un noble caballero de la legión de los príncipes dragón, se enteró que Adriana, su prometida, había muerto a manos del tiempo. Su ira fue incontrolable, tan intensa que viajó al bosque, donde se mantuvo en vela por días, esperando al tiempo. Las horas transcurrieron, minuto a minuto, paseaban de un lado a otro, miraban al caballero, se sentaban frente a él, comían junto a él, pero eran invisibles, pues el tiempo es un ente invisible. El caballero, harto de esperar, gritó “¡Adelantaré mi tiempo!” en ese preciso instante, las horas se detuvieron, los minutos cesaron su caminata y el segundo calló. “Nadie es capaz de adelantar su tiempo” replicó con voz gruesa el tiempo, “al tiempo sólo lo puedes esperar, el tiempo puede correr junto a ti, pero tú nunca podrás correr junto a él” sentenció. “¡Te has llevado a mi amor!” gritó entre lágrimas el caballero. “El tiempo de ella ha concluido” replicó el tiempo. Acto seguido, el caballero se enterró su espada, para así, alcanzar a Adriana en el mundo de los eternos vivientes. Sin embargo, su infortunio fue grande, tanto como su aflicción. Atrapado entre el mundo mortal y el mundo de los eternos vivientes. “¿Acaso no te lo advertí?” preguntó irónicamente el tiempo “Ahora deberás esperar tu tiempo aquí, en donde no eres escuchado ni visto, en donde ves lo de ambos mundos, pero eres incapaz de interactuar con cualquiera de los dos” Tan pronto ocurrió esto, las horas siguieron su viaje, los minutos se pasearon entre el universo y el segundo continuó su canto.
Transcurrieron los años, el tiempo había por fin llegado, las horas hicieron una ceremonia en su honor, el caballero pudo por fin entrar al otro mundo, donde se encontraría con su amor.
No obstante, su espera fue larga y en vano, cuando la encontró, ella ya se encontraba entre los brazos de otro ser. El caballero intentó acercarse a la pareja, pero le fue imposible, una extraña fuerza lo repelía, así, él se sentó sobre una roca a pensar, las eternidades eran largas, eran infinitas, eran nulas, pues el tiempo no tenía poder allí. Pasó un instante o transcurrieron milenios, eso no se sabe. Pero de algo se está seguro, una bella mujer arribó al mundo, inmediatamente caballero y dama se encontraron, se abrazaron y amaron. La felicidad duró quizás una eternidad o un instante, pues ambos seres regresaron a la tierra, cayeron en un abismo que antes no había, entraron uno en un lago y la otra en un río. Nueve meses transcurrieron antes de que olvidaran su pasado, antes de que fueran hombre y mujer rejuvenecidos, en busca de su amor verdadero.

Fin 

Advertisements

One thought on “Tiempo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s