Huesos y Alma

Un halito de dolor emergía de su boca
Somníferas eran sus palabras que recitaba
De ininteligible sosiego
Que precedían de su alma fatua
Un cuplé que en su cabeza resonaba
Lágrimas que del dolor ardían como el fuego
Sus palabras se entrelazaban en forma ridícula
Ella escuchó y dudaba
Del dolor, su risa se desplegó
Y en su alma…

Novicias de la velada que yacían
Febriles por los ímpetus de quien amaban
Noche era, les pedían que callaran
Sin embargo, de su alboroto solían exclamar
“Vuestro amor no es más que una ilusión anhelada”
Nadie oyó y nadie replicó

La gota que descendía de sus ojos perla
No ansiaba hablar, tanteaba nada
Pero la luz que partía de sus ojos perla
Lo expresaba de mil formas al alba
Su boca traspasada por un vendaval sin habla
Gemía en el interior, tras una velada
Huesos y Alma…

“¡No digais más!” gritaban
“No os soporteis” replicaban
El amor que se aquejaba
Visitado por el síndrome y la benevolencia
El cielo se ataviaba un atuendo azulado
Postrado en lágrimas de arroz
La sangres que derramada por aquellos
Y la añoranza de aquellas,

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s