El héroe de las tinieblas

Durante el mediodía los noticieros en la radio, televisión e internet se llenaron de encabezados de dolor y sufrimiento, los periódicos se dilataron ligeramente, pero pronto, en todas las calles, en todas las casas y en cada recóndito lugar, la gente se mantenía absorta y expectante a los acontecimientos que paralizaron al país.
El evento duró apenas una semana, luego de esto, la mayoría de los periodistas comenzaron a hablar mal del movimiento de la semana pasada, decían y lanzaban negativas hacia los estudiantes que iniciaron tal movimiento, buscando una educación mejor y por ende, no se rindieron, ni ante las blasfemias que varios presentadores de televisión comentaban en sus programas. Fue entonces, cuando los noticieros se percataron de la verdadera naturaleza del movimiento, uno pacífico y en pro del bienestar del país, un movimiento que no tenía fines lucrativos ni políticos.
Los días transcurrieron con normalidad, hasta que un grupo de familiares provenientes de un estado del mismo país, pidieron por la búsqueda de sus familiares perdidos, aquellos que eran jóvenes y estudiantes. Dos movimientos que por separado crecieron en importancia y que pronto se unirían, llamando a otras instituciones educativas a apoyarlos.
Todo esto ocurrió gracias al surgimiento de un hombre, del cual únicamente mencionaré su nombre una vez, Baltazar, quien sería denominado héroe en el futuro.

Un mes y dos semanas de paro académico por parte del primer movimiento. La resolución de sus propuestas se hacía imposible, mesas de juego entre gobernantes y estudiantes. Afuera, familiares enardecidos por la tristeza e impotencia de no encontrar a sus hijos. Recientemente, les dieron respuestas que les resultaron insatisfactorias, no aceptaban la verdad, si es que así se le podía denominar, que estaban muertos. Los conflictos estallaron en la capital del estado, así como en la capital del país.
Los sucesos que fueron ocurriendo durante estas semanas, provocaron la creación, imaginaria, de tres grupos: los primeros, aquellos que estaban en favor del paro académico, que apoyaban a los familiares y pedían una destitución del gobierno; los segundos, tenían ideas contrarias a los primeros y los terceros, eran aquellos que se mostraban indiferentes.

No obstante, a la semana siguiente, ocurrió el evento que uniría a los tres grupos. Los espíritus perdidos trotaban por las calles durante día y noche, su aflicción se podía sentir en cada esquina. Hubo años incontables de silencio en todo el país, pero la fuerza de los entes asesinados unió masas, y el único capaz de comunicarse con ellos, era el futuro héroe. Había habido infinidad de muertes años atrás, ahora desaparecieron menos de cincuenta y el pueblo ya tenía al gobierno al filo de la desesperación. Ambos, el pueblo y el gobierno, presentaban cartas fuertes, se comunicaban con chivos expiatorios que eran asesinados tan pronto se descubría su identidad. Pero nadie movía un dedo o un labio para matar, ambos sabían que aquello detonaría una guerrilla que resultaría en pérdidas incalculables para ambos.
Pasó un mes más, se pedía la renuncia del presidente, pero la navidad llegó y las masas se apaciguaron. Lentamente y con ayuda de los medios de comunicación, la gente volvió tranquila a sus hogares, celebrando en familia, algunos tristes y otros felices. El año nuevo y el día de reyes terminaron por apagar la mecha que se encontraba a punto de detonar una nueva revolución.

Se hicieron llamados al pueblo para que dejaran de ver la televisión, para que dejaran de comprar en tiendas extranjeras, para que no utilizaran servicios creados por grandes empresarios que manipulaban monopolios; pero todo fue en vano, era una minoría la que “disque” lo hacía. Regresaron los movimientos pseudorevolucionarios, los pseudocomunistas, pseudoliberales, etcétera. Llego el momento, en que el futuro héroe había vuelto de la tierra de los muertos, la describía como una región cubierta de tinieblas, armonizada con gritos y gemidos, donde la lluvia inundaba y quemaba y el calor helaba; la sed y el hambre jamás eran saciadas y pocos espíritus mantenían la cordura. No obstante, aquél de quien poco sabemos y sabremos más cuando moramos, les permitía salir a las almas en determinadas fechas por cortos lapsos de hora, y es en ese tiempo, cuando eran capaces de recuperar sus recuerdos, pero aquellos que fueron asesinados brutalmente, poco sabían de su muerte y por ello, cada vez que salen, creen estar vivos, hasta que regresan a la tierra de los muertos y en su locura, son incapaces de determinar lo que es verdad o mentira.

El futuro héroe, fue abandonado de niño debajo de un puente, fue adoptado por una mujer que nada lo quería, pero que recibía ciertos beneficios por tener un hijo. Cerca de los diez años, en su soledad, el niño intento quitarse la vida de una forma terriblemente dolorosa, su madre al ir llegando a casa, vio a través de la ventana, como su hijo se retorcía de dolor sobre el piso, y en lugar de un intentar rescatarlo, siguió observando, pues su muerte le beneficiaría económicamente. La madre esperó hasta que el niño dejara de moverse y entonces, entró y lloró, pidió a los vecinos que la auxiliaran. La ambulancia se llevó al niño, quien ya había muerto en casa.
Durante aquellos minutos, el niño había entrada a la tierra de los muertos por la puerta de los puros, una enorme puerta dorada que únicamente se abría ante almas que jamás cometieron un mal. Al cruzar la puerta, Mictlantecuhtli, dios de la tierra de los muertos, esperaba, lo abrazó y lo llevó a su palacio, donde platicaron, comieron y rieron. No se había visto una sonrisa en la cara del niño desde nunca. Mictlantecuhtli sonrió y con gran satisfacción dijo -te adoptaré como mi hijo, pues me es imposible tener uno yo, y como regalo de cumpleaños, te regresaré la vida- y así el niño regresó al mundo de los vivos, siempre cuidado por Mictlantecuhtli. Es así como él fue capaz de entra y salir de las tinieblas, por ello puede comunicarse con los entes y debido a eso, jamás temió perder su vida.
El niño, convertido en joven, trabajaba en establecimientos de medio tiempo y estudiaba por las mañanas, vivía solo en un pequeño cuarto que rentaba, pues no podía quedarse todo el tiempo en la tierra de los muertos, porque no era uno de ellos y desde que su padre le dio su regalo, jamás lo volvió a ver.

Ya transcurridos varios años y luego de los movimientos recientes, el hijo del dios de los muertos se volvió un personaje activo y distinguido en todas las redes sociales populares, se conocían de él tres cuentas distintas con seudónimos. Sus seguidores ascendían a más de cuatro millones, pero nadie le conocía realmente, lo que había encantado a toda la gente eran sus opiniones, frases y pensamientos.
Pero entonces llegó el momento decisivo, luego de que el gobierno apaciguara a las masas y todo siguiera su curso normal de la política en el país, los insultos por parte de él hacia sus seguidores no se hicieron esperar. Tales comentarios agitaron a la gente, pero no perdió ninguno “like” ni un seguidor, al contrario, se le sumaron cientos más. Así fue como logró recuperar la atención de la gente otra vez, les retiró las vendas que el gobierno les había impuesto y publicó un video en el que proclamaba:

“Este video lo dedico a todo la gente que me sigue activamente por medio de las redes sociales, pero también lo dedico al gobierno que se encuentra en su zona de confort, creyendo que es capaz de mantener calmada a su gente. Me dirijo primero a mis seguidores, quienes me han decepcionado, pues fue a causa de ustedes y sus movimientos lo que me inspiró a opinar, pero me he dado cuenta que ustedes son solo “revolucionarios” de ocasión, pero más que revolucionaros, habladores. ¿Por qué lo digo de esa forma tan fría? Tendrán que disculparme, pero así son las cosas, llegó navidad, año nuevo y día de reyes y todos olvidaron lo sucedido el año pasado, todo lo que lucharon se ha perdido y será más difícil recuperarlo. Ahora, no los culpo, a eso estamos acostumbrados, pero seré directo con ustedes, pues han de saber lo que pienso ahora. En estos momentos, creo que debemos afrontar las consecuencias del cambio, pues todos quieren un cambio, todos quieren un nuevo sistema, quieren ser libres, ¡Quieren todo! Pero no quieren hacer nada, ¿creen que mandándome mensajes y comentando mis opiniones llegarán o solucionarán las cosas? La respuesta es no, hablan de revoluciones, publican imágenes llamadas memes con grandes personajes que lucharon en guerras anteriores, pero ustedes no luchan. ¿Saben por qué? Por miedo, sólo hay o los que quieren o los que no quieren, pero deben saber que una revolución implica mucho más que llegar al palacio nacional y quitar al presidente de su silla, un revolución implica que habrá muertes, habrá hambruna, habrá sed, habrá escases de recursos, habrá dificultades que únicamente serán superadas si se gana y una vez iniciada la revuelta, no habrá vuelta de hoja. Por ello mismo, les sugiero se preparen, pues los tiempos difíciles vendrán y la cosa no será de uno o dos días, sino de meses o años.
Ahora me dirijo al gobierno, la guerra ha comenzado, y ustedes, son nuestro blanco”

El video terminó con un silencio que dejó en asombro a todos los que lo vieron, pero creyeron que era una broma, y pasados unos minutos, la gente regresó a sus actividades cotidianas.
El día siguiente, así como el resto de la semana, fueron días de tranquilidad. Pero pasados siete días, el ejército comenzó a patrullar las ciudades importantes del país y estableció un toque de queda. Los noticieros comentaban sobre como las fuerzas de la marina se unieron al futuro héroe para capturar a todos los gobernantes de cada estado. Aquel joven de quien esperaban únicamente opiniones escritas y nada de acción física, se había vuelta en un líder que en tan sólo un mes había conseguido un ejército bien formado y a toda la comunidad de la costa a su favor. El gobierno cortó los suministros eléctricos a varias comunidades, pero en mes y medio, las fuerzas revolucionarias retomaron las instalaciones de la comisión de electricidad. Las muertes se contaron por miles en todo el país en los primeros tres meses del levantamiento. Hacia el cuarto mes, se prohibió la entrada y salida de aviones y barcos. En general, todas las vías de comunicación fueron cerradas, nadie entraba ni salía del estado sin autorización del comandante y general (el futuro héroe). Esto fue a lo que se le denominó la batalla de los cinco años, en los que cerca de la mitad de la población del país se perdió. Ningún gobernador, diputado ni senador logró escapar, todos fueron capturados, algunos asesinados y otros simplemente encerrados.
Es complicado contar con detalles lo ocurrido durante los cinco años, pues pocos eventos fueron documentados, inclusive podría resaltar como un grupo de guerrilleros se unió para tirar grandes antenas de radiotransmisión, provocando la poca difusión de los acontecimientos.
Mucha sangre se derramó y muchos productos dejaron de ser importados o exportados, pero la economía, aunque en menor medida, seguía moviéndose; la gente se vio obligada a comprar únicamente productos nacionales.

Llegó el quinto año y lo “último” que faltaba por limpiar, se limpió. La constitución fue reformada y el único líder, el único legislado, el único juez y único procurador era él, el héroe que emergió de las tinieblas, aquel que apostó a perder miles o millones de vidas, con tal de salvar una nación. El héroe llegó al palacio legislativo y proclamó una nueva república, a la que él denominaba Imperio Republicano Nacional.
Infortunadamente, nuestro héroe únicamente gobernó por un año, antes de que un cártel de narcos lo asesinara a plena luz del día. Se sabe muy poco de las negociaciones que había hecho con ellos durante la guerra nacional, pero era obvio que las deudas jamás fueron saldadas.
La utopía duró cerca de seis meses, luego se autoproclamó emperador un familiar lejano del héroe fallecido.

Finalmente, nuestro héroe volvió a encontrarse con su padre. Y en el mundo de los vivos, el legado del héroe de las tinieblas promovió que más países se levantaran en contra de su gobierno autoritario y buscaran su verdadera libertad.

Fin

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s