Oro de Zhen Parte 2

Y conforme pasaban los años, aunque el cometa se asomó una ocasión más, nunca se conoció que dejara rastro sobre la faz terrestre. Fue entonces, cuando durante la década de los noventa se aproximó aquel cometa en forma de meteoro, estrellándose en el Océano Atlántico, la profecía había quedado en el olvido por la mayoría de los profetas, no obstante uno de ellos, se encontraba en China en el momento del incidente, mediante cálculos llegó a cierta aldea llamada Wan Cun, donde se entrevistó con las personas que darían vida a quién podría ser el elegido del cometa Zhen.

Aquel niño chino que nació pocos años después, que viajó a otro país en otro continente, y cuyo nombre es Zhuo-Jun, desconocía la profecía y la responsabilidad que le había encomendado aquel profeta a sus padres. Por varios años se mostró como un chico extranjero, pero normal, hasta su entrada al nivel medio superior, donde se encontró con Luís, donde la parte dormida de Zhuo-Jun despertó, Luís entrelineas le comentó sobre su destino como elegido del cometa Zhen. La diferencia de edad entre ambos era poca, pero Luís había sido expuesto a la historia del cometa, por tanto había iniciado una especie de búsqueda en algún otra parte del mundo, cerca de donde el cometa se desintegró; sin embargo, sus resultados no fueron los esperados, regresando así al país que lo vio nacer.

Su misión como elegido le fue desconocida hasta que ingresó al nivel superior, donde se reencuentro con conocidos del nivel escolar previo, pero tan sólo tomó clase con tres de ellos en el turno vespertino, entre ellos Luís y Carlos, yo era el tercero. Nuestra unidad nos valió el nombre de “Los cuatro fantásticos”.
Conforme el tiempo transcurría, nuestra amistad aumentaba, pero también los pensamientos escondidos de Zhuo-Jun hacían vueltas dentro de su cabeza. “Los cuatro fantásticos” habíamos desarrollado trabajos importantes durante aquel primer semestre, no obstante hacia el final, era obvio que uno de ellos cambiara de universidad, no abandonaría al grupo como tal, pero su destino ya no residía en esta escuela. “Los cuatro fantásticos” transformados en “los tres mosqueteros”, desarrollamos grandes proyectos al año siguiente, y sin embargo nos quedamos cortos frente a universidades de otros países. Las cosas empezaron a derrumbarse conforme la misión de elegido de Zhuo-Jun despertaba en su mente, su destino ya no residiría aquí en México, su misión se encontraba en el país del norte, un plan anticipado de sus padres debido al profeta.

“Los tres mosqueteros” se convirtieron en “Las tortugas ninja” al ingresarse un viejo amigo al grupo, Jorge. Los choques entre él y Zhuo-Jun eran repetidos, pero nunca faltos de diversión. En tiempos de oscuridad, la luz se nos hacía presente gracias a nuestras conversaciones poco ortodoxas y en ocasiones cuando se volvían lúcidas podían caer en la violencia, mediocridad o inclusive en la inteligencia.

Si durante el largo pero corto tiempo, convivimos los cuatro suficiente tiempo, y si en ocasiones mi hosco temperamento me privaba de algunas reuniones, podría darme cuenta de lo poco que ocurría en su mente, con ayuda de Carlos formulamos una serie de hipótesis, pero ninguna era convincente, recurrimos a preguntas escondidas y por último escuchamos las palabras de Luís, un ya conocedor de la profecía, quién sentenció:

“Las palabras escritas en libros y pergaminos, mal interpretadas pueden estar; no obstante, mi búsqueda en el viejo continente y el encuentro con nuestro amigo me ha clarificado en parte la situación, pero ahora que he oído sus hipótesis, creo que no hay nada más claro que el agua. El oro de Zhen, el vestigio del cometa sigue rondando por ahí en el espacio, pero no tardará en que su órbita choque con la de nuestro planeta y entonces será momento, según profetas de la antigüedad, de emprender la salida del país, pues severos cambios habrá en gran parte del planeta, se dejarán a un lado ciertas diferencias y la búsqueda en nuevos horizontes iniciara. ¿Qué búsqueda? sólo él la sabrá, pero una vez que encuentre aquello que los astros viajeros y volátiles le encomendaron, el nuevo imperio se erguirá”

Entre nuestras manos se encuentra la medalla del dragón de la fortuna, la entrega de su regalo no fue tan directa como uno supondría. Puedo hacer notar, y aunque esté equivocado, que los choques que tuvimos ayudaron a vivificar nuestra amistad; en nuestro último saludo y despedida, Jorge, con quién más piques tuvo le recomendó -No le tengas miedo al cambio, puesto que no es la primera vez que tiene que adaptarse a un nuevo entorno, todo resultara bien y si es posible mejor de lo planeado- seguido de una expresión altisonante, Zhuo-Jun rió y le contestó de la misma forma con su florido lenguaje.
Carlos no hizo esperar sus palabras de despedida con la cual concuerdo, y muchos otros más concordarán -Eres la persona más terca que he conocido, ojalá a donde vayas te encuentres con gente que sea capaz de soportarte más que nosotros, aunque por otro lado, sería bueno que te encontraras con gente más terca que tú para que sepas lo que se siente – aunque es parte de su personalidad, yo estuve muy de acuerdo con él, y a pesar de haber terminado su frase inspirado, concluyó con un ademan dirigido a su boca.
-Las cosas se volverán un tanto turbias al principio, pero con el tiempo verás que todo resultará como quieres, la cuestión es adaptarse como ya lo has hecho en algunas ocasiones. Tu regalo ha sido grandioso para nosotros- Añadí para luego concluir -Tu distancia no afectará la relación con tu novia, al contrario, la fortalecerá. Presiento que en el futuro regresarás y nos volveremos a encontrar para festejar, puede ser un falso o correcto presentimiento, pero nunca olvidaremos tu amistad-

Nos abrazamos para despedirnos, es un adiós. Su presencia dejará un pequeño hueco, pero agradezcamos a la tecnología que nos mantendrá en contacto. El adiós podrá ser efímero o prolongado, el futuro lo desconozco, tu pesquisa como El Elegido apenas empieza.

Advertisements

One thought on “Oro de Zhen Parte 2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s