El canto de la bruja – Preludio

Parte 4

Preludio

Selorts y Alán se casaron y viajaron al sur del planeta, alejándose y olvidándose de la guerra. Visitaron lugares paradisíacos y otros más insólitos, navegaron por los siete mares, escalaron distintas montañas, caminaron por bosques y desiertos y conocieron a gente de la alta sociedad. Teniendo entre uno de sus viajes un hijo a quien llamaron Santiago y al cabo de siete años decidieron regresar al reino del Este, fue en su trayecto a la salida del bosque donde el cielo que mostraba un sol alegre y radiante, se nubló por la pena y el dolor, el llanto de Selorts generó un ventarrón que retiró las hojas a todos los árboles y luego hizo caer un granizo con tamaño de más de diez centímetros de diámetro. Entonces sus energías se agotaron y la tempestad que apenas duró unos cuantos minutos se detuvo. Ella, con un vestido verde oscuro y zapatillas rojas, se sentó junto a su esposo y empezó a cantar mientras él se mantenía impávido sobre un lecho de flores:

“El canto de las hadas se oye
El canto de las hadas te levanta
Sobre el suspiro de los dragones durmientes
y bajo el llanto de tu amor
Las hadas vuelan sobre tu cuerpo
Las hadas vuelan sobre tu rostro
Es el ocaso de nuestro placer
llamados antes guerra,
Es el amanecer de una nueva era
Me muero al saber que no te volveré a ver
Las hadas ríen a tus pies
Las hadas murmullan, se ríen y hablan
El canto de las hadas se oye
El canto de las hadas te levanta
Sobre el aroma de los rosales y alcatraces
Bajo el torrente de aflicción de mi corazón
Las hadas corren y se revelan
Las hadas abren y cierran la puerta eterna
En el nombre del altísimo, en el nombre de mi madre
En el nombre de mi padre, en el nombre de nuestro hijo
Las olas de calor se revelarán con ira ante la envidia
Fragante será su destierro
Interminable su agonía
El canto de las hadas se oye
El canto de las hadas te levanta
Las hadas te toman con sus delgados brazos
Las hadas te alzan y te presentan ante el
Sobre el fuego del pecado
Bajo el cielo de la paz
Nuestras mano serán separadas por el metal de la envida
Pero nuestros corazones ya se han unificado con el metal del amor
Las hadas te acarician y te visten para presentare ante él
Las hadas hablan y se presentan ante él
El blandir de sus espadas
El estrépito sonido del metal de sus sables despertó a las hadas
Mis hermanas que cantan y ríen
Las hadas que suben y te entregan a la luz y la eterna paz.”

Ir a Parte 5 Impromptu

Advertisements

2 thoughts on “El canto de la bruja – Preludio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s