La Fanfarie

“En un mundo enorme, en el que habitan 7 millones de personas, es fácil escapar de los que te rodean, pero cuando pido un minuto de silencio, todos me rodean”

Es una fecha muy importante para la joven Itzel, quien ya hace una semana que había terminado sus exámenes finales, cursaba la preparatoria abierta por cuestiones económicas, ya que trabajaba en un salón de fiestas como animadora y presentadora de fiestas, sin embargo por el momento pasaba por una crisis de mala suerte al haberse lastimado su tobillo, sido despedida y haber pasado por un momento de vergüenza en una plaza del sur, estaba muy frustrada y quería llegar pronto a su casa, pero para colmo todos los taxis iban llenos, cuando por fin llegó a la estación del metro, el camión la bañó al pasar por un enorme charco, entró a la estación empapada y para acabarla, se le olvido que su último boleto de metro lo regaló a un pobre indigente, que quién sabe si era realmente indigente, por fortuna los policías se apiadaron de ella y la dejaron entrar gratuitamente.

En un clásico viernes, cuando por fin en cierta vocacional todos salen temprano y los que tienen novia van a verla y los que no, quieren llegar resignados a su casa por la agobiante semana. Entre esa serie de jóvenes se encontraba Edgar, quien vivía cerca de la estación de Copilco, sin embargo, por razones familiares, los viernes se iba por la estación de Chabacano y debido a la división de hombres y mujeres, él llegaba a los andenes de en medio para evadir la seguridad, no obstante, tres trabajadores del metro lo cacharon y le avisaron a la policía, él no se había enterado de la situación. Llegó el metro dirección Pantitlan y se subió en el tercer vagón, miró y vio a una hermosa joven sentada, él le sonrió, cuando de pronto un fuerte jalón en su mochila lo espanto y volteó, el policía lo sacó del vagón y lo llevo con el Jefe de Estación quien lo acusaba de pervertido por ir entre las mujeres, le recogieron su identificación y llamaron a su tutor, Edgar estaba atormentado, había visto a la mujer más hermosa y por causas absurdas de un policía no pudo conocerla, el aseguraba entre sus pensamientos que ella también le había sonreído, estaba muy frustrado por la situación, se preguntaba si tal joven se había reido por tan vergonzoso incidente o si había sonreído por otra razón. Pero sus pensamientos también daban vueltas alrededor de otros temas, en un momento de felicidad al saber que no había reprobado ninguna materia y pasaría al quinto semestre sin problemas.
Itzel llegó a su casa muy enojada, tomo un vaso de refresco y se metió al baño, estaba mascullando groserías hacia la nada, su mamá que alcanzaba a oírla le pedía que se callara.

Al lunes siguiente, pocos alumnos se presentaron a clases, la mayoría eran los que iban a exámenes extraordinarios o a ver algunas calificaciones restantes, Edgar llegó y les contó a sus amigos lo sucedido en el metro, pero tenía principal confianza en sus amigos Humberto y José, a quienes les contó más detalles, les platico de la joven mujer que había visto, ambos lo miraron y al oír que el policía lo saco, José le sugirió de inmediato –lo hubieras golpeado- Humberto rio y le secundó –sí, les hubieras dicho que venias con ella- Edgar sonreía un poco, pero nunca había visto nunca a alguien tan hermosa, lamentablemente le decían sus amigos que no la volvería a ver, Edgar no quiso oír más y salió del salón para ir a la cafetería.

Esa misma tarde, Itzel se acostaba en su cama a ver sus calificaciones, pero antes miro al techo de su recamara, dio un suspiro y recordó a alguien, luego inicio sesión de Messenger. Recordó revisar su calificaciones en el sistema y vio sorprendida que aprobó con un excelente Expresión Oral y Escrita y Filosofía, luego miró las demás calificaciones y boquiabierta vio un mensaje “usted está a Titulo de Suficiencia en las materias siguientes…” réprobo las demás materias, no lo podía creer, y enojada y a punto de llorar, cerro su laptop y la lanzo al suelo con todas sus fuerzas, la computadora quedo destrozada, ella se tendió en la cama llorando.

imagesDurante la semana, Edgar había estado escribiendo poemas y algunas otras cosas, pero se sentía incompleto y decidió salir de nuevo al metro Chabacano una y otra vez por los andenes de en medio a pesar de la amenaza que le habían impuesto; el esperaba con un poema y un dibujo de un piolín en sus manos, los guardias lo miraban detenidamente esperando a que llegara el metro, y justo cuando llego, dio un paso al frente, los policías también, las puertas se abrieron y justo cuando se dirigía al tercer vagón, los policías corrieron hacia él, pronto Itzel salió mirando al suelo, cuando se encontró con Edgar, lo miro a los ojos, los policías se detuvieron, Edgar e Itzel se abrazaron felizmente, con unas cuantas lágrimas. Acto seguido, se besaron, el metro avanzó, uno tras otro, los policías ya se habían ido. Los dos enamorados por fin entraron a un vagón y se dirigieron a sus casas.

Al pasar el rato, Edgar despertó, se dio cuenta que todo había sido un sueño, pero no cualquier sueño, miró a su derecha e Itzel estaba apenas despertando, Edgar le empezó a acariciar su brazo y tocando su ondulado cabello castaño oscuro, ella se volteó y ambos se miraron a los ojos detenidamente, Edgar le pregunto –¿te acuerdas?- titubeó por un momento y continuó -¿te acuerdas de cuando nos conocimos?- Itzel lo tomó de las manos y le dijo –soñaste lo mismo que yo, ¿verdad?- se abrazaron fuertemente.
Una llamada apagó ese feliz y melancólico momento, -bueno- contestó Edgar, era su amigo Humberto quien lo invitaba a él y a su esposa a un desayuno, Edgar miró su reloj y aceptó la invitación.

“Y aunque el mundo parece grande, en el fondo es pequeño, cuando pedía estar solo era para estudiar y pensar en ti, ahora sólo pido estar junto a ti”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s