Un día de noche

“Somos los creadores de nuestros sueño. Nuestras metas son los objetivos que nos van definiendo. Nuestra vida va tomando forma, podemos tener muchas formas, pero sólo una define nuestro destino. El camino que debes tomar no lo definen tus padres, ni tus amigos ni conocidos; tu, sólo tú y tus decisiones, el camino puede ser moldeado y hecho de tal forma que puedas tomar muchos caminos”

Fueron las últimas palabras de Carls escritas en su diario. Un diario lleno de sangre de su esposa asesinada por el hombre que nunca vivió. Carls fue asesinado por una bala del homicida misterioso que vivió hacia finales del siglo XIX. No había razón alguna, o al menos conocida, como para haber insertado una bala de plomo en su cerebro, sin embargo, había rumores de un posible suicidio, pero no había arma ni había huellas. Otras personas creían que tenía enemigos, pero no había descuido del asesino.
La noche era fría, la única ventana que había estaba detrás de Carls, pero estaba cerrada, la puerta que le quedaba de frente, también estaba cerrada, ambas por dentro, es imposible imaginar por donde entró el asesino, los policías buscaron muy por encima y no movieron los muebles grandes como libreros o sofás, quizás detrás de ellos había una puerta secreta.
La luna llena daba con toda intensidad hacia la ventana, se requirieron de pocas lámparas para iluminar la habitación, curiosamente, la luz de la luna apuntaba principalmente a la portada roja del libro que Carls escribió: “La ideología contra el futuro, reflexiones que hacen a uno grande”, el libro nuca fue publicado y se mantuvo sobre la mesa del escritorio. La madera también tenía sangre, pero ningún oficial se había percatado, todos cegados por lo que a simple vista se observaba, y quizás, las respuestas podrían encontrarse en algún remoto lugar de los cajones cerrados, pero ningún inspector se tomó la libertad de ojear los a apuntes. Sólo fue removido el cuerpo, hubo un gran desinterés en el caso, la casa paso a convertirse en un patrimonio estatal, pero cercada y protegida por oficiales debido a los intentos de robo a muebles de caoba y pino, así como algunas artesanías de oro y plata.

Tras cerca de un siglo ocurrió el robo que nunca fue robado, como escribió Carls en su libro:

“No existe algo que no haya sido visto por más de dos personas y por lo tanto, algo hecho por una persona sin que nadie se entere: es un suceso nunca ocurrido”

Esto fue leído en voz alta por Jesús, el primer individuo americano en intentar robar la morada y lograrlo. Hoy en día la casa no había sido abierta y ni siquiera custodiada, las cerraduras oxidadas y las fugas de agua mostraban una negligencia por parte del gobierno irlandés, para colmo, el robo no salió a la luz.
Jesús rentó un departamento y contempló el libro que había encontrado allí: “La ideología contra el futuro”, sin sentido, se saltó varios capítulos y se dio cuenta que era imposible ver sin observar y oír sin escuchar, porque la naturaleza de la vida se basa y se ejemplifica en vivirla, sentirla y dar lo máximo cada día, sin entender un porque o un cuando, solo es un ahora.
Tomando café y un pan, Jesús continuó leyendo el mágico libro que había encontrado y “robado” en la casa, con cada reflexión que leía se llenaba de un conocimiento implícito, de un saber que lo llevaría más lejos que ahora; una felicidad enorme le invadía cada mañana y tarde que leía, pero no existe una razón lógica a algunas circunstancias de la vida.

La luna se ocultó por el extraño suceso de los “-214 días” escritos en el capítulo 22 del libro y pasado esto, Jesús continuo leyendo; pero al término de este capítulo empezó a leer el capítulo 1, “La noche es para vivir y el día para realizar”, y ese día en la noche no soltó el libro por ninguna razón, leyó y leyó hasta que las venas oculares se le hincharon, pronto cerro sus ojos y quedó dormido, sólo entonces…
¡Despertó!, pero sin conocimiento. Una extraña visita de aquella noche se repitió en el día, ¿fue un sueño pre cognitivo o una realidad confundida? Las palabras se volvieron inteligibles y la sangre de Carls en las páginas seguía vivía entre las manos de Jesús, los gritos de dolor de esa noche hicieron despertar a los vecinos, una extraña transformación mental lo obligó a soltar el libro, pero algo lo detuvo, corrió sin rumbo alguno en la penumbra y en la desilusión, cargando con su asesino, la fórmula del mal se encontraba escrita.
Una vez terminado los 214 días, inicia el capítulo 1, el cual trasciende, extraña relación del mal, 71 días después de leer el libro, “la muerte y el saber te consumirán por el fin de los tiempos”.
Jesús corrió y encontró al señor Gonzales, un joven que había vivido en una extraña sociedad, abatido por las burlas, tomó el libro y empezó en el capítulo 13, regreso al capítulo 10 y desde allí empezó, los ojos del joven se tornaron rojos y unas crecientes ojeras cubrían sus ojos. Regresó de entre las sombras.
Jesús tomo sus cosas y regreso a México, dejando un hilo de sangre que iba desde la casa abandonada hasta el callejón donde encontró al joven.

Días después, casi tres semanas desde el robo, los policías se enteraron e iniciaron una investigación con la sangre encontrada, siguieron el rastro y una noche sin suerte aparente, hallaron a Carles Gonzales, acusado de robo, en su intento de defensa culpó a un individuo de estatura media, bien vestido, pero que sufría de un agonizante dolor en la cabeza; no obstante, nadie lograba discernir de quien hablaba, por lo que de inmediato se le fue retirado el libro, en ese instante pensó:

“La altura y la realidad, cosas diferentes y unidas… Creo en el sueño de la realidad, y en la vida de las esencias inalcanzables por los paradigmas que el hombre se ha impuesto, pero ahora será mejor huir”

Lo tomó del capítulo 13 y salto contra la policía, los golpeó y huyó, dejando el libro dentro de una caja oscura con una nota.

“Soy el bisnieto del asesino de Carls, Soy el inhumano en busca de mi saber, Soy hermanastro del bisnieto de Carls y cuando todos ven luz en el día, yo veo la irradiante Luna, y cuando ven oscuridad en la noche, yo veo una meta irradiada por el sol”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s